Ganadería – Expectativas de Inversión

Mucho se ha hablado de la Ganadería a lo largo de estos últimos meses… En términos generales, podemos hacer referencia a múltiples comentarios sumamente optimistas, esbozados por diversos analistas y referentes del sector. Parece que nuestro jugador histórico, referente y capitán del Equipo, ha finalizado su recuperación de una severa lesión, la cual estuvo afectándolo este último tiempo. La Ganadería ha sido bastante golpeada por la macro a lo largo de estos últimos años. En nuestro país, bien es sabido que hemos sufrido una fuerte caída del stock ganadero y de las exportaciones mientras que en paralelo, otros países productores crecieron notablemente en el sector capitalizando las oportunidades que el mundo nos presenta: Un mundo en el que la población mundial crece día a día y en el que es evidente un aumento de la demanda de alimentos; donde los cambios en los paradigmas de alimentación pisan cada vez más fuerte, sobre todo en los países del Lejano Oriente los cuales tienden hacia un mayor consumo de proteína animal. Ahora bien, hoy por fin parece que ya estamos dejando atrás esa época magra que ha marginado de las canchas a nuestro referente del plantel y esta cuestión, representa el pilar clave para afirmar que finalmente se avecinan buenos tiempos.

El Gigante Asiático, será un impulsor vital de este cambio y renovación. Tras largas negociaciones, se pudo lograr un acuerdo con China. En el mismo se aprobaron protocolos sanitarios para autorizar la exportación de la carne bovina enfriada y congelada con y sin hueso. Esta cuestión no solamente nos permite lograr un aumento en las exportaciones, sino también otorgar un mayor valor agregado al producto exportado. Este acuerdo es sumamente atractivo para que el sector pueda acoplarse a los cambios de configuración en la demanda, abasteciendo con diversos cortes a los distintos segmentos de consumo.

Sin dudas, todas aquellas políticas implementadas orientadas a lograr una mayor competitividad, han sido fundamentales para una buena recuperación de la lesión. Entre ellas, podemos enunciar que la eliminación de los cupos de exportación, el sinceramiento del tipo de cambio y la quita de retenciones, parecen marcar el comienzo de esta nueva etapa. No nos olvidemos de que la actividad ganadera vacuna constituye uno de los sectores más tradicionales de la actividad económica en Argentina. Sin dudas es de suma importancia para la Argentina, principalmente por su rol generador de divisas y sobre todo dentro de este contexto, en el que la necesidad del ingreso de inversiones al país es un tema que ocupa nuestras cabezas en el día a día y es protagonista incluso en cualquiera de nuestras charlas de café.

Los años pares suelen caracterizarse por ser algo difíciles para la economía. En los mismos, bien es sabido que no hay elecciones, por lo que no sería erróneo concluir que durante éstos, los gobiernos aprovechan para devaluar e incluso hacer algunos ajustes, siempre y cuando sean necesarios de acuerdo las variables macroeconómicas. Teniendo en cuenta lo mencionado, muchos especialistas recomiendan orientar el portfolio hacia alternativas más bien dolarizadas. Cuando nuestra cartera ya se encuentra demasiado abocada en el sector financiero y en el rubro inmobiliario, aparece la Ganadería como alternativa clave. Este negocio nos permite calzarnos en kg. de carne como moneda dura, la cual muestra una tendencia clara a copiar los movimientos del dólar y nos permite apostar a lograr a mediano plazo una reserva de valor.

Parece ser que este año próximo la Ganadería se viene con todo, terminará de consolidar su liderazgo y nos impulsará en el cambio hacia el desarrollo. Todo pareciera indicar que la misma representa EL negocio… ¿Te sumarías al Equipo de la mano del jugador líder y referente histórico como capitán?

Share on Facebook
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *