Perspectivas positivas para la agricultura nacional

El uso de la tecnología en el campo y la producción agrícola como una de las clave para determinar riesgos sigue creciendo. Lo que le permite al productor gestionar mejor su tierra, identificar los problemas a tiempo y ahorrar dinero. Durante la 1° Jornada de Riesgos Agrícolas, Seguros y Tecnología, se ampliaron todos los detalles sobre las nuevas implementaciones. Dentro de los avances, se pueden determinar los datos objetivos (temperatura, humedad, viento, precipitaciones) para prevenir riesgos.

Todas las nuevas implementaciones deben ser comprendidas por el productor como una herramienta extra, que está evolucionando, para prever escenarios que se presentan a lo largo del desarrollo de los cultivos. Y así, lograr mitigar riesgos climáticos, aumentar la producción y mejorar año a año.

Dentro de los últimos avances, el Instituto de Estudios Sociales del INTA presentó la primera edición de ICSAgro (Índice general de Confianza del Sector Agropecuario) que mide la percepción actual y expectativas futuras de los productores agropecuarios sobre distintas dimensiones de su entorno. Es relevamiento bimestral que busca comprender las percepciones del presente y el futuro que componen la opinión de los actores, cómo varían ante cambios en el contexto y la realidad del sector y sus tendencias a lo largo del tiempo.

A su vez, la venta de insumos para la próxima campaña agrícola muestra una demanda vigorosa, en la medida en que los productores tienen certeza de que las condiciones climáticas les permitirán sembrar. También influye en esa conducta tranquila la amplia disponibilidad de productos que ofrecen las compañías, garantía de precios estables.

Particularmente sobre las estrategias para ajustar el manejo del girasol en una campaña que promete, según referentes de la cadena girasolera, recomendaron elegir con cuidado la variedad y planificar la fertilización, para así aumentar el desarrollo. Una buena noticia para destacar de un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario, pese a los excesos hídricos que persisten en gran parte del área agrícola nacional, es que la próxima campaña agrícola aumentaría 1,5 % el área sembrada, se destacó que habría un aumento en la implantación de cereales y una disminución en la superficie para la soja, cubriendo 37,2 millones de hectáreas, con lo cual se proyecta una producción de granos récord de 127 millones de toneladas.

Share on Facebook
Be Sociable, Share!