Archivo de la etiqueta: featured

Invertir en el campo argentino para retomar la senda del crecimiento

Hace ya dos años que la Agroindustria en su conjunto ha recibido con alegría buenas noticias que la favorecen e implican un gran impulso para todo el sector. El conjunto de medidas tomadas por el actual gobierno ha empapado de optimismo a una industria que en el último tiempo ha estado sumergida en un mar de incertidumbre.

Estas decisiones implicaron un cambio rotundo en las perspectivas que tiene el campo en su conjunto. Indudablemente, el desafío para reposicionar al sector es muy complejo todavía pero sin duda la competitividad va a venir de la mano de la inversión y de mejorar la productividad.

Más allá de todos los problemas que tiene Argentina y que va a costar un tiempo largo resolverlos, este es el principal desafío para generar empleo e inversión y lograr capitalizar esas oportunidades comparativas que tenemos como país. Debemos ser líderes no sólo en lo que es producción, sino en cómo generar innovación para nosotros poder vendérsela al mundo y no tomarla del mundo para aplicarla acá. Se requiere de mucha metodología y disciplina, de que estemos alineados por esa visión compartida, la empresa, los sindicatos, los gobiernos en todas sus dimensiones, la academia, la ciencia y tecnología. Es necesario así la construcción de una visión y al alineamiento de intereses entre los actores que participan de una o otra manera de la Agroindustria. Pienso que el campo está retomando la senda de crecimiento en la que supo estar, desarrollarse e incluso reinventarse para mantener la competitividad durante los años más adversos.

Surge así un nuevo planteamiento, el de permitirnos volver a pensar en grande, por ejemplo en lograr pasar de ser el granero del mundo a ser el “supermercado” del mundo, producir alimentos con un mayor valor agregado. El desafío es lograr maximizar el potencial que tenemos como sector. Indudablemente, invertir en el campo argentino dinamizará la economía pues cualquier apuesta al negocio del agro implica un paso hacia adelante; el campo es el motor del desarrollo del país, “una fuerza imparable” tal como aseguró Macri en más de una ocasión.

Con esta perspectiva y esta visión, con medidas sostenibles en el mediano/largo plazo, con un acercamiento pragmático a las ideas del mercado vigente en la región, se está generando un mayor estímulo para generar los dólares “productivos” requeridos por nuestra economía. La confianza genera inversión, la cual concibe trabajo. Hay que fomentar la inversión en el campo para obtener beneficios futuros y distribuidos en el tiempo.

Para prosperar, irremediablemente se necesitan reglas claras y espíritu de mirar hacia adelante. Al futuro no se lo debe adivinar, se lo debe forzar, desear y para ello es necesario tener la voluntad de cambiar las circunstancias y la historia para que las cosas se logren. Las políticas de largo plazo son indispensables para optimizar el potencial que el Campo en su conjunto tiene de aquí a los próximos años, con todo lo que ello implica para el país.

Share on Facebook

El agro que viene dentro de la Argentina que viene

El 20 de diciembre se llevó a cabo en el Club Alemán – CABA un encuentro como extensión de Argentina Visión 2020/40, donde ADBlick Agro, en conjunto con el IAE Business School, invitaron a reflexionar acerca del “Agro que viene dentro de la Argentina que viene”.

Seguir leyendo El agro que viene dentro de la Argentina que viene

Share on Facebook

Sinceramiento fiscal y el agro

Como parte de su habitual encuentro mensual por el “Día del Socio-Inversor”, ayer por la tarde en el Club Alemán (CABA), ADBlick Agro en conjunto con AdCap, llevaron a cabo un espacio para debatir acerca del Sinceramiento Fiscal y el Agro, y repasar las oportunidades y desafíos que se generan a partir de esta nueva Ley.

El evento contó con la presencia de los especialistas Cesar Litvin (CEO en Estudio Lisicki, Litvin & Asociados), María Laura Tramezzani (Managing Director en AdCap) y Miguel Angel Boggiano (Economista y Fundador de Carta Financiera), quienes junto a José Demicheli (Director General de ADBlick Agro S.A.) compartieron su visión sobre la nueva modalidad del sinceramiento fiscal.

agronegocios, ganaderia, argentina, sinceramiento fiscal,

C.Litvin, M. Laura Tramezzani, J.Demicheli y M.A. Boggiano, en el Encuentro organizado por ADBlick Agro en conjunto con AdCap: “Sinceramiento Fiscal y el Agro – Oportunidades y Desafíos”

Boggiano comenzó su exposición explicando que “todos los países del mundo quieren cobrarle la mayor cantidad de impuestos a la mayor cantidad de privados posible”. Agregó además que pagar la penalidad del 10% por blanquear pero intentar recuperarla invirtiendo en bonos de largo plazo en la Argentina es la peor idea. Según su mirada, resulta fundamental analizar los precios de los bonos, pues estos pueden caer por múltiples factores con lo cual, no resulta suficiente analizar estos bonos únicamente por el interés que pagan.

Litvin, en cambio, se mostró muy optimista con el blanqueo y sostuvo que “es algo inédito el premio a los contribuyentes cumplidores, quienes tienen la posibilidad por ejemplo de no pagan Bienes Personales por tres años”. Además, aseguró que “lo que cambia en este sinceramiento respecto de otros es que antes el contribuyente blanqueaba sólo sobre lo que quería y dormía tranquilo, mientras que ahora con el avance de la tecnología no es tan fácil escapar del radar que hay detrás de cada uno. Argentina está dentro de muchos países que van a comenzar a intercambiar información a partir del año próximo”. Además, el reconocido tributarista se mostró entusiasmado con el éxito de este blanqueo y fue contundente al explicar que “a diferencia de blanqueos anteriores, en este caso están dadas las condiciones, el contexto internacional y la mentalidad del contribuyente”.

agronegocios, ganaderia, argentina, sinceramiento fiscal,

César Litvin junto a ADBlick Agro y ADCap, ante la mirada atenta de María Laura Tramezzani.

Por su parte, María Laura Tramezzani hizo referencia a distintas alternativas financieras que permite esta Ley en términos de implementación para hacer más eficiente el Sinceramiento. Tramezzani explicó que pagar el impuesto especial con una penalidad del 10% del monto a ser blanqueado no es la única opción sino que existen otras alternativas para blanquear el patrimonio sin pagar la penalidad. Una de ellas fue adquirir el Bonar 2019 (cupón cero), pero según sus palabras, “esto no ha sido muy exitoso y pocos especialistas lo recomendaron porque implicaba la indisponibilidad del capital”. La segunda alternativa puede ser adquirir el Bonar 2023 (cupón del 1% anual), donde por cada dólar que se suscribe de este título, se blanquean 3 y por eso e lo conoce como el Bono Mágico. La especialista aseguró que a la hora de analizar este título es importante tener en cuenta el costo de oportunidad que va a tener el acreedor pues amortiza íntegramente al vencimiento. Por último, Tramezzani sugirió como tercer alternativa aplicar el capital a Fondos Comunes de Inversión cerrados por un mínimo de 5 años. “Este tipo de fondos implican varios puntos interesantes como ser que los cuotapartistas gozan del derecho de la distribución de utilidades, y que la misma está exenta de Ganancias. Además, es una forma de invertir en Proyectos ligados al sector Real en Argentina”.

A la hora de evaluar un Fondo, Tramezzani sugiere prestar especial atención a quién será el Agente de custodia, el Gestor Administrativo y Gestor Profesional, como así también tener en cuenta la estrategia propia del Inversor. “Desde AdCap, de manera conjunta con ADBlick Agro, buscando sinergias y alineando intereses, nos encontramos desarrollando un Fondo Común ligado a Proyectos productivos ligados al Agro” finalizó.

“Como siempre decimos en ADBlick, la idea es que los hábitos se vayan transformando con el tiempo en virtudes. A esta nueva Argentina la vamos a ir construyendo entre todos y en función a las decisiones que cada uno vaya tomando” aseguró Demicheli. Y agregó además que “cada cual puede analizar el blanqueo desde donde más le guste. Algunos lo pensarán desde un criterio exclusivamente financiero, o en función a si Estados Unidos se va a sumar o no a los países que van a intercambiar información, y si lo van a descubrir o no, y los riesgos que corre, etc. Pero uno también puede abordar el tema desde un criterio ético, como una oportunidad que tenemos hoy los argentinos para seguir construyendo el futuro del país que queremos. Todos pretendemos una Argentina mejor de aquí a los próximos años. Hoy somos el producto de las decisiones compartidas y eso no es otra cosa que la cultura, la cual inevitablemente la hacemos entre todos. La pregunta que tal vez nos debemos hacer es: estoy pensando que de verdad se viene una Argentina distinta, con un futuro mejor? Qué puedo hacer yo para aportar a la cultura que quiero? Estamos frente a una gran oportunidad, ojalá podamos capitalizarla como sociedad” anheló Demicheli.

Share on Facebook

¿En donde invertir? Ganaderia, Agricultura y Campos como algunas opciones

La inversión va a ser selectiva. El sector agroexportador ha sido el más beneficiado por la devaluación, y por la quita de retenciones”, opinó el empresario inmobiliario y presidente del Malba, en una nota para La Nación. Consideró que el agro es el sector más proclive a invertir; destacó que la política económica del Gobierno es “amigable” con el mercado y que “ha habido un cambio para mejor”.

El empresario marcó durante toda la charla que la recuperación económica, con el nivel de inversión como punto clave, es un proceso de largo aliento. “Es ingenuo creer que vamos a arreglar el país en seis meses, o en tres o cuatro años. Este año está terminado [dijo al hablar de inversión], hay que mirar el que viene”, explicó.

El empresario inmobiliario marcó un escenario económico prometedor, según su postura. “Tengo una visión optimista. Ha habido un cambio para mejor, una política económica que es más amigable con las leyes económicas”, destacó, y subrayó que esa política económica del Gobierno busca “equilibrio en el valor del dólar, de la energía, del transporte”.

Para Costantini, a la hora de decidir si invertir, o no, hay que tener en cuenta “la situación política, la macroeconomía mundial, la economía local, el valor del dólar, de los bonos y de las acciones”.

Lo interesante es que el sector  ofrece la posibilidad de invertir de varias maneras y una de ellas es a través de diferentes fideicomisos que posibilitan que con pequeñas inversiones de dinero, un ahorrista pueda ser parte de la economía real permitiendo que goce de beneficios que solo negocios de escala pueden alcanzar. ADBlick Agro es una S.A. que ofrece al mercado diferentes fideicomisos con el fin de que sus inversores puedan diversificar su cartera de inversión en el Campos Argentino, ofreciendo como alternativas ADBlick GANADERIA, ADBlick GRANOS, ADBlick CAMPOS, ADBlick OLIVOS, entre algunos otros.

En la actualidad las cosas han cambiado y lo que parece estar en frente es un panorama distinto al cual muchos argentinos encaran con entusiasmo y confianza, pues dotada de ventajas comparativas, la argentina es una país extraordinario.

Share on Facebook

La tecnología, una aliada que pisa fuerte en el campo

Por Jeremias Romero Rodrigué

Cada vez es más frecuente toparse con diversas noticias que parecen tomadas de una película de ciencia ficción. Es innegable que el desarrollo tecnológico nos atraviesa de lleno, se mete por el mínimo resquicio y poco a poco se vuelve una parte de nosotros ¿Cuántas personas conocemos hoy en día que no tengan un teléfono celular? Probablemente la respuesta sea cero.

De igual forma se ven afectados los diferentes sectores de la economía, es por ende lógico entender que el campo no es la excepción, y que se encuentra a merced de la vorágine evolutiva de nuestras capacidades para crear nuevas herramientas. Bajo este contexto ya no resulta llamativo ingresar a un conocido portal de noticias de Argentina, y encontrarse con “el tambo robótico”, un proyecto llevado adelante por el INTA de Rafaela (cuenca lechera por excelencia), en conjunto con la firma DeLaval. Estas dos entidades han desarrollado un sistema de ordeño voluntario que aprovecha de forma sorprendente las herramientas del siglo XXI, y las combina con seres vivos puestos en producción (nuestras queridas fábricas de alimentos). Bajo este esquema existe una larga lista de beneficios, siendo quizás uno de los más impresionantes la autonomía total del sistema, ya no es necesario tener operarios para que se produzca la extracción de leche. Al ser eliminada la persona de la ecuación, la rutina de ordeño es estable todo el año, el sistema no conoce de feriados, vacaciones o condiciones climáticas hostiles. Por otro lado, la información y el diagnóstico temprano de distintas enfermedades (siendo de importancia critica la detección temprana de mastitis), permiten cambiar el enfoque de un manejo de “rodeo” a un manejo de individuo, lo que implica un cambio de paradigma para el sector.

Otras tecnologías que empiezan a hacer ruido en el agro (aunque todavía están un poco más lejos de ser alternativas reales), son los vehículos que funcionan de forma totalmente independiente. Descontando los autos y camiones, para el campo el ejemplar más notorio de los últimos tiempos es el de CASE IH, un tractor que no cuenta con cabina y que puede ser operado de manera remota utilizando un celular. La compañía apunta a simplificar el trabajo con los distintos implementos agrícolas, establecer el curso con mayor eficiencia dentro del lote, optimizando el consumo de combustible.

Estos dos proyectos son solo una pequeña muestra de todos los proyectos que se encuentran en marcha hoy para el sector agrícola/ganadero. Hay ciertas palabras que se repiten una vez tras otra en este tipo de noticias, la eficiencia como objetivo y la falta de mano de obra calificada como característica critica a palear. Si bien es muy fácil caer en la tentación de creer que estos avances llegan para transformar completamente la realidad de nuestros productores seria, hoy en día, irreal. Debemos entender que, para sostener sistemas productivos estables, tiene que existir indefectiblemente una estrecha relación entre la aplicación de estas nuevas herramientas y las buenas prácticas agrícolas.

Es opinión del que suscribe, que hay que pensar a los establecimientos agrícolas como empresas/sistemas, y como tales las nuevas herramientas son solamente un eslabón más en nuestra cadena, cadena que será tan fuerte como su eslabón más débil. La tecnología per sé no va a solucionar nada, si por ejemplo,  si en nuestro tambo no hacemos un correcto aprovechamiento de los recursos forrajeros disponibles o no realizamos los controles sanitarios necesarios. Tampoco podemos aspirar a ser productores ganaderos de punta, si seguimos utilizando picanas, perros y palos para subir a los animales a la jaula. Hoy no podemos dejar de pensar a las personas como eje central de la empresa, quizás en un futuro dejemos de ser esenciales, pero por lo pronto es nuestro deber mantenernos capacitados y correctamente asesorados, para que como recita un dicho popular podamos poner “el horno en la cocina y el inodoro en el baño”.

Share on Facebook