Agricultura: Proyecto a escala en economía real

Hoy nos encontramos en la mitad de un 2017 muy movido y lleno de cambios. Es evidente que todos los cañones desde el Estado, a través de la política económica, están apuntando a controlar un mal que en nuestra Argentina preocupa: la inflación. En las charlas de café, además de debatir sobre las expectativas de precios, se suele tocar mucho el tema de las elecciones. Nuevamente encararemos otra visita a las urnas; ese sentimiento político que incluso en ocasiones se vuelve patriótico nos vuelve a invadir una vez más. Es sabido que estos años los inversores suelen ser cautos en general, aunque puntualmente en estos meses nos hemos enfrentado a la vedette del momento que son las altas tasas, muy atractivas por cierto a un tipo de cambio que viene bastante quieto.

Ahora bien, ¿hacia dónde orientar el portfolio para el segundo semestre? Qué inversiones generarán atractividad de aquí a unos años, teniendo ya una visión de mediano plazo?

Históricamente, bien es sabido que el agro argentino es un sector de nuestra economía de excelencia a nivel mundial. El mismo ha demostrado en reiteradas ocasiones una capacidad de superación y vocación de vanguardia. Nuestro país es el cluster oleaginoso más productivo del mundo, contando con recursos naturales y condiciones agro-ecológicas realmente privilegiadas para la producción de cereales y oleaginosas.

Desde ADBlick Granos, hoy estamos lanzando la Campaña 9 de este negocio integrado en donde nos dedicamos principalmente a la producción y comercialización de cereales y oleaginosas a través del arrendamiento de múltiples campos en la Provincia de Buenos Aires. ADBlick Granos resulta una excelente oportunidad para invertir en un negocio de envergadura, diversificado productivamente a través de sus 45.000 has. de cultivo, 6 zonas de influencia a lo largo de la Provincia y 7 cultivos distintos dentro de la cartera. Hoy está claro que el factor climático tiene cada vez mayor preponderancia en el negocio. Por tal motivo, además de encontrarnos totalmente diversificados en distintas zonas y a través de distintos cultivos, hemos desarrollado nuestra nueva unidad de negocios para integrarnos en la cadena de valor del agro, vía comercialización de insumos y prestación de servicios.

De esta manera, se busca ofrecer al inversor una oportunidad única: invertir en el campo argentino formando parte de toda la cadena de valor en la producción de agro-alimentos; desde arrendamientos, siembra y cosecha, pasando en el medio por la comercialización de insumos agropecuarios y servicios al productor.

En cuanto a la inversión, el negocio está planteado para ofrecer al inversor una renta anual promedio del 14% en dólares. La inversión mínima es de USD 10.000, pudiéndose integrar la misma tanto en $ARS como en USD. Esto representa un interesante atractivo, dado que permite al inversor participar de un negocio de gran escala con un ticket minoritario, dolarizado y con liquidez anual.

Con vasta experiencia, ADBlick Granos ha perfeccionado su paquete tecnológico de siembra, cuidado y cosecha. En línea con esta cuestión, hemos desarrollado nuestro Departamento de Imágenes para intensificar nuestro trabajo de ambientación en la política de arrendamientos a través de la agricultura de precisión. Esto consiste en un exhaustivo análisis de imágenes satelitales de cada campo, para determinar el potencial productivo de los distintos lotes y evaluar así la oferta de alquiler. Por otro lado, en cuanto a la parte comercial, la forma de trabajo, por el volumen y calidad que manejamos, por nuestra seriedad y por la excelencia productiva, hoy somos los Productores Nro. 1 de Girasol Alto Oleico y hemos logrado Convenios Comerciales Estratégicos para la venta de Granos a través de los cuales fijamos un precio pautado y nos cubrimos de potenciales bajas.

ADBlick Granos va más allá de un simple pool de siembra; siendo hoy una Empresa de Siembras a Escala con un equipo consolidado, operadores especializados en cada zona de influencia que han forjado una estrecha relación con dueños de campos y contratistas, estructura de costos con un componente mayormente variable, tecnología de punta y procesos establecidos, y un esquema de negocio muy dinámico y versátil. Hoy es el momento de capitalizar todo lo perfeccionado a lo largo de estos últimos difíciles años.

Estamos donde tenemos que estar para producir cereales y oleaginosas; te ofrecemos esta posibilidad única de entrar en un gran contexto para el campo, a un Proyecto de escala, con riesgos mitigados y con un ticket minoritario.

La población mundial está creciendo día a día y con ella la demanda de alimentos; está claro que desde Argentina somos los únicos capaces de satisfacerla ya que estamos en el lugar indicado para producir alimentos. El Agro es el motor hacia el futuro y el crecimiento… ¿Te subís al tren?

Share on Facebook
Be Sociable, Share!