Archivo de la categoría: Trigo

El trigo gana terreno y vuelve a pisar fuerte

Se espera un año de gran crecimiento para el trigo, para el 2017 la bolsa de cereales de Buenos Aires estima un total de 5,5 millones de hectáreas sembradas, siendo ésta la mayor superficie sembrada de los últimos 10 años. Esto representa un notable crecimiento con respecto a la campaña anterior en la cual se sembraron 5,1 millones de las 4,6 millones estimadas inicialmente, mostrando una mayor apuesta hacia este cereal.

¿Cuáles son las razones que llevaron a los productores a volcarse nuevamente a un cultivo que hace algunos años era ni más ni menos que un dolor de cabeza a la hora de cumplir con las rotaciones? Los cupos de exportaciones y las retenciones eran uno de los principales motivos que hacían del trigo un cultivo poco atractivo. Sin embargo, después del cambio en el esquema que relegaba a los productores que se inclinaban por sembrarlo (que antes de este cambio estaban en peligro de extinción), el impacto sobre la superficie sembrada fue casi inmediato, paso de 3.9 millones de hectáreas en 2015 a 5,1 millones en 2016.

Habiéndose mostrado una continuidad en ese cambio de política, en las cuales se incentivaron las exportaciones, sumado a una mejora del 14% en la relación insumo/producto y teniendo en cuenta que además de todo este escenario económico se prevé un clima prometedor, volvió el interés en sembrar este cultivo en un marco que antes resultaba casi utópico. Esto no solo se ve reflejado en el área sembrada, sino que también se plantea un mayor uso del paquete tecnológico que se verá principalmente en los rindes al cierre de la campaña.

Paradójicamente, la recaudación fiscal ligada al trigo incrementó en un 27% comparado a cuando existían las retenciones.

Los que se vieron afectados con este nuevo panorama son los cultivos que compiten con el trigo en la cosecha fina. Si esto se sostiene en el tiempo, no pasará mucho hasta acercarnos a los promedios históricos de superficie sembrada (5,8 millones de hectáreas) y quien sabe si no nos encontraremos con el récord absoluto en un futuro no muy lejano.

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 14.22.35

Share on Facebook

En el primer bimestre del año las exportaciones de trigo crecieron un 98%

Según un informe del Senasa, el cereal representó el 43,5% de las ventas totales de granos y ayudó a amortiguar una caída general de las colocaciones.

Las exportaciones de trigo crecieron 98% en el primer bimestre de 2017, según diferentes organismos que lo comparan con el mismo periodo del año pasado casi se duplicaron las exportaciones de trigo.

El trigo representó el 43,5% de las ventas totales que tuvo el país en el primer bimestre de 2017, dato significativo para lo que es la balanza comercial argentina, por el lado de cuenta corriente.

Como adición a esto, el trigo ayudó a compensar el déficit que tuvieron otros productos que no llegan a tener la competitividad necesaria esto también incluye a otros productos del sector, la explicación a este suceso puede estar con lo que ocurrió con las exportaciones de maíz y la soja. En un informe, la Bolsa de Cereales de Córdoba señaló que la molienda de soja en el primer bimestre de 2017 cayó 21% (1,4 millones de toneladas menos frente a igual período de 2016). Los motivos, explicó, serían entre otros una menor disponibilidad estacional del grano.

Esto se da a raíz de que el año pasado, tras la quita de las retenciones del mail del gobierno anterior, y con mucho cereal acumulado en los silos, hubo un boom de ventas en el primer bimestre.

Fuente: La Nación

Share on Facebook

2016, año de recuperación del trigo y girasol

El trigo creció un 17 % en comparación con la campaña anterior, mientras que el girasol registró un incremento del 39%.

Seguir leyendo 2016, año de recuperación del trigo y girasol

Share on Facebook

Soja o maíz, ¿Qué conviene?

La oleaginosa parece sacar ventaja en la campaña que viene pero lo mejor es ir de a dos.

Hace unos meses parecía que el área sembrada con maíz iba a aumentar significativamente. Ahora, con las variaciones registradas en los precios, el cereal perdió terreno frente a la soja, reina y figura de la producción agrícola nacional. Todo esto dentro de la siembra gruesa 2016/2017.

El cambio en los precios de la soja y el maíz en los últimos dos meses ha configurado un nuevo escenario productivo. Si bien en términos económicos el cereal ha perdido terreno respecto a la oleaginosa, no significa que sea inviable su producción. Una rotación que combine ambos cultivos brinda márgenes positivos tanto en campo propio como arrendado y además contribuye a la sustentabilidad del sistema agrícola.

En una campaña en la que dábamos por hecho una mayor cantidad de maíz en nuestro país, el tamaño del incremento en el área sembrada comenzó a variar a la par de su precio y el de la soja.

Con el nuevo gobierno se produjeron tres hechos importantes para el agro argentino: eliminación de los cupos y los derechos a la exportación para la mayoría de los cultivos y subproductos con excepción de la soja, y la unificación del tipo de cambio. Mientras que los dos primeros beneficiaban particularmente al cereal, la unificación del tipo de cambio benefició a todos los productos agrícolas por igual. En base a este nuevo escenario, la premisa era hacer más maíz.

Pero, en los últimos meses, los precios para el cereal comenzaron a deteriorarse en relación a la soja. Si observamos el precio relativo soja/maíz desde los primeros días de 2015, la relación se encontraba por encima del promedio histórico. Cuando se concreta la eliminación de los cupos y los derechos a la exportación a partir de diciembre de 2015, la situación cambia drásticamente dado que el precio del maíz experimenta un gran incremento, conduciendo a que la relación soja/maíz se ubique por debajo del promedio. Pero a partir de mayo, el precio del cereal empieza a descender en mayor medida que el precio de la soja, por lo que la relación de precios volvió a oscilar en torno a los valores históricos.

Si bien los números del maíz son más bajos, no dejan de ser buenos resultados. Una situación intermedia la da el escenario donde se combinan los dos cultivos. Pensando en el cuidado de los suelos y en un mayor plazo, es decir, en la sustentabilidad del sistema productivo agrícola, la combinación SOJA Y MAÍZ es una opción más responsable y beneficiosa.

Share on Facebook

Buenas Perspectivas de Girasol y Trigo

En este nuevo contexto para el campo, con políticas de Estado favorables y un Clima que está beneficiando a los cultivos, podemos estar contentos de que esta campaña va a mejorar las expectativas de los productores agrícolas.

Al igual que en la provincia de Santa Fe y Gran parte del País,  en Buenos Aires los cultivares de trigo muestran un excelente estado, mientras avanza a muy buen ritmo la siembra de girasol.

El área sembrada con trigo presenta cultivares en estado general de muy bueno a excelentes, en 78 a 80% en pleno desarrollo, augurando muy buenas perspectivas para esta campaña.

Los rendimientos obtenidos en la provincia de Santa Fe y Buenos Aires fluctuaron entre 58 y 80 qq/Ha, con un máximo de 85 qq/Ha en algunos lotes puntuales, estimándose para esta campaña un rendimiento promedio de 82 a 85 qq/Ha.

Por su parte, el girasol se encuentra en pleno proceso de siembra, con porcentajes de humedad ambiente medios y con buenas condiciones para la cama de siembra. Con un clima favorable, se espera un muy buen año en Girasol con respecto al año anterior, donde las lluvias e inundaciones provocaron algunas pérdidas de la producción.

Con una campaña en pleno proceso, acompañado de buenas noticias, creemos que están dadas las condiciones para que sea un gran año para el campo argentino.

Share on Facebook